jueves, 24 de septiembre de 2020

LA BÚSQUEDA DE LA CONSCIENCIA EN EL COACHING

 


Si bien la maravillosa labor del coach y no quisiera excluir de este grupo, a todo el que lleva en la sangre la vocación de guiar a otros como lo son mentores, maestros, facilitadores, conferencistas y demás, ha sido más visible en esta era digital y más en tiempos de pandemia, seguimos observando profesionales que han valorado su conocimiento por encima de la responsabilidad social, es decir, no es suficiente nuestro deseo de compartir un conocimiento y guiar a otros en el camino, si dentro de nosotros mismos no existe una clara determinación al cambio, a nuestra propia transformación personal.

La búsqueda del Ser Consciente debe primar sobre cualquier estrategia, metodología o factor diferenciador ya que la consciencia permite que ese modelo que se aplica sea coherente y consecuente con el conocimiento impartido, lo que lleva a cambios realmente transformadores en otros.

El entrenamiento del ser lo llevan a cabo profesionales que deciden hacer parte de todo el engranaje que mueve a la humanidad hacia la consciencia colectiva es por esta razón que, el equilibrio emocional personal, la claridad en su propósito del alma y su proyecto de vida deben estar conectados y sincronizados, solo así podría ser parte activa de esta misión de entrenamiento consciente.

De manera que en estos tiempos donde la difusión por los medios digitales es masiva, sería importante reflexionar en ¿Qué es lo que estoy proyectando? ¿De qué manera estoy haciéndome consciente de cómo estoy?

lunes, 7 de septiembre de 2020

UNOS JÓVENES SIN SALIDA



En el ejercicio de mi profesión y desde las experiencias que vine a vivir para cumplir con el propósito de mi alma me he encontrado con historias bastante fuertes, experiencias que jamás quisiera tener en el activo de mi existencia, sin embargo, hace poco llegaron a mi consultorio un par de jóvenes universitarios, los cuales atendí por separado y sin esperarlo, han sido detonadores de sentimientos de impotencia frente a una realidad que quisiera poder cambiar. 

Estamos pasando por una era de incontable información, pero de inevitable desconocimiento ante lo verdaderamente importante, vemos a diario jóvenes expertos, genios, agudos en sus pensamientos y críticas promoviendo protestas, demasiado inteligentes pero llenos de dolor emocional, incertidumbre existencial y al borde de crisis nerviosas que los ha llevado a medicaciones y aislamiento y no precisamente por el COVID. Nuestros jóvenes, nuestros impulsadores de cambio y esperanza están experimentando fuertes sucesos completamente solos, decimos como padres que amamos a nuestros hijos y que por esa razón trabajamos demasiado, pero ¿de qué manera esa manifestación de amor está contribuyendo al sano desarrollo emocional de ellos? Uno de los jóvenes, un genio musical, frustrado por el hecho de adquirir medicamentos que le impedían actuar de manera “normal” quitándole toda autonomía y consciencia buscaba cómo quitarse el dolor del cuerpo y el estrés que le generaba, a sus apenas 25 años, asumir responsabilidades con el mundo entero. 

Decía sentirse en una prisión, sin poder encontrar salida para poder complacer a todos y aún así seguir haciendo lo que ama, la música. Es aceptable, me pregunto, ¿que como padres desconozcamos qué están viviendo en su interior nuestros hijos? ¿Puede un patrimonio económico, o unos gustos materiales pagar el precio de la angustia existencial, la ansiedad e incluso la salud de nuestros jóvenes? El otro joven, con menos edad, finalizando su universidad me exponía, con su voz entrecortada, que no quería tener el carácter de su padre y que, al darse cuenta de tenerlo, solo deseaba saber cómo arrancarlo de si mismo, “no veo la hora de irme, de abandonar todo esto, porque, para ser invisible estando aquí, lo soy de forma real, estando lejos”. Su llanto era imparable, su dolor lo ha acompañado más de una década, ¿Es justo? El miedo a ser padres conscientes nos está impidiendo ver lo que nuestros jóvenes necesitan.

jueves, 3 de septiembre de 2020

LA CARA DEL MIEDO

Es invisible, lento y sigiloso
Poderoso, dramático y silencioso
tan inmenso como 
el Cañón del Colorado 
No llama a la puerta
Como un caballero
Espanta y agita
Tal cual pandillero

Si lo miras de frente
Se torna pequeño
Indefenso y frágil
Como un  muñequero

Si dormido te encuentras
Y vas por la vida
Al encontrarlo escabulles
Tal cual estampida

martes, 25 de agosto de 2020

VIVIR DESPIERTO


Se habla de estar despierto como si todos pudieran comprender el significado y el contexto de esta palabra cuando hablamos de consciencia. Sin embargo, es tan misterioso el término que a muchos les cuesta siquiera preguntar, indagar o curiosear por temor a develar algo que les sugiera salir de su zona de confort.

La humanidad pasa por momentos difíciles y la única opción que ven viable es aferrarse a lo conocido, cualquier conocimiento que cuestione sus paradigmas es rechazado indefectiblemente, pareciera que desconocen el potencial de su cerebro para abrir nuevas conexiones neuronales y no se dan cuenta que su diseño es moldeable a sus pensamientos, pero esto también hace parte de aquello desconocido que no se quiere ver.

martes, 18 de agosto de 2020

EL AMOR NO SE ACABA, SE ACABA LA MOTIVACIÓN DE SEGUIR CONSTRUYENDO


Estamos viviendo los tiempos de una sociedad inmediatista, consumista y desechable y esta es una de las grandes razones por la cuales muchas personas han crecido pensando que el amor es como una pizza precocida: lista para calentar y llevar a la mesa, donde no se requiere dedicación ni construcción para lograr una relación estable y duradera y es la principal razón por la cual los índices de separaciones, divorcios y rupturas están disparados hoy en día.

El amor es una semilla, sí, pero en definitiva no hemos comprendido la trascendencia de esta analogía. El amor es una construcción que por decisión, no por apego o necesidad eligen dos personas emprender basados en pilares que requieren dedicación, constancia y sobre todo motivación.

jueves, 13 de agosto de 2020

¿SABíAS QUE TENGO MIEDO?

¿Sabías que tengo miedo?
Acabo de descubrirlo mirándome al espejo,
no importa que vengas de los jardines de mis anhelos,
ni que tu espera haya llenado de ternura mis pensamientos,
no importa que te parezcas a la imagen de mis deseos,…
es el frío que recorre mi cuerpo
cuando la duda se instala en mi cerebro…

Aprendí a caminar con la soledad de mi mano y
ahora tu presencia me genera desconcierto...
¿Acaso quiero perder la libertad de  mis sentimientos, al dejarte entrar si asi lo quiero?

miércoles, 12 de agosto de 2020

EMPRENDIMIENTO: UNA MARCA DE TENACIDAD

No podría estar más conectada con el tema ya que uno de los aprendizajes más grandes de mi vida ha sido emprender mi empresa, una montaña rusa de emociones, experiencias, aciertos, desaciertos, ganancias y pérdidas tanto físicas como emocionales. Hoy puedo decir con absoluta certeza que todo aquel que decida emprender y esté convencido, decidido y determinado a continuar, está probándose a sí mismo, está eligiendo vencer sus más grandes temores y asumir responsabilidades que jamás imaginó, así como probará la valentía que se logra de tomar decisiones simples y otras más complejas en el día a día sin parar un solo segundo.

Emprender es una oportunidad que pocas personas deciden realizar, lanzarse al vacío de la incertidumbre con la única y más valiosa certeza puesta en la confianza de su propia capacidad de hacer realidad todo lo que pase por su mente, pues cada día es diferente uno de otro, y en cada uno, se habrán de tomar decisiones, arriesgarse, confrontarse, rendirse, soltar y todo aquello que probará tu capacidad de persistir ante el sueño o la misión que has elegido materializar.